20 de abril de 2017

Como conocí a vuestra madre T7

Séptima temporada. Y lo primero que se me ocurre es anotar el marujo comentario sobre la perdida de kilos de Jason Segel. El actor que interpreta a Marshall Eriksen. Un solido argumento para comenzar esta entrada y toda una atracción, si se compara con el fofo aspecto que suele dejar el abandono masculino. Tal vez su agente le diera un toque, cual madre preocupada por su cliente. Tras el lamentable momento amarillo, quedaría bien intentar discernir algo más interesante acerca de esta temporada de la serie, Como conocí a vuestra madre. Emitida entre los años 2011 y 2012. Curioso el vértigo que me entra al echar cuentas hacia atrás. Hoy día parece aun más lejano. 


Has engañado a tú amoooorrr¡¡¡ - 20th Century Fox Television
Sin duda, el mayor merito es mantenerse y lograr la cuota necesaria para seguir sorprendiendo a la audiencia. Algo que se consigue, en esta séptima temporada, con bastantes cambios a lo largo de los 24 episodios pertinentes. A decir verdad se acumulan tantos viajes emocionales que parece que los guionistas no han querido guardarse nada. No está nada mal después de tantas historias en temporadas anteriores, pues lo fácil sería recurrir a más de lo mismo para asegurarse la cuota diaria. La base acumulada en temporadas pasadas, sirve para recuperar ciertas imágenes, personajes y problemas del pasado que refuerzan el contenido global de la serie. Una pequeña muestra son las reapariciones de la exnovia de Ted, Victoria, y la peculiar recuperación del personaje de la calabaza putilla, ambas de la ya lejana primera temporada. A decir verdad se juega bastante con el pasado, está bien aprovecharlo porque forma parte de la historia de la serie y no solo con la repetitiva visita a los universitarios Ted, Marshall y Lily. 

Por supuesto vuelven a darse los ingredientes habituales que aglutina la serie. Aupada principalmente en las relaciones personales, los saltos temporales marca de la casa y algunos ingeniosos giros de guión. No solo aprecio el cambio físico de Marshall, en este caso más bien parece que Ccavm ha logrado asentarse como un miembro más del carrusel de paisajes que contemplamos a lo largo de los años, y vemos como crecen, cuales pequeños infantes de nuestras vidas. Infantes, esos pequeños seres que adquieren relativa importancia en varios capítulos, gracias sobretodo al embarazo de Lily. Hecho que se aprovecha para adherirse a la temática de la serie gracias a la parafernalia que rodea los preparativos de la llegada de un bebé. Como la posibilidad de trasladarse a las afueras de Nueva York. Una opción que también se une a un puñado de capítulos interesantes y que terminan por ser rematado en la genial fiesta de Un apicultor en llamas (7x15). 

La calabaza y la putilla - 20th Century Fox Television
Ted nuevamente deambula perdido en su lastimera búsqueda, señal inequívoca del hartazgo que provoca la caricatura que los guionistas se han empecinado en crear. El enamoradizo locuelo está terminando por ser un tipo bastante cargante. Más gracia acumulan Robin y Barney, personajes que contraen diferentes vaivenes emocionales que determinan el protagonismo que han ido acumulando a lo largo de las temporadas. Un peso ganado a pulso en detrimento del resto del reparto. En principio destaca la inclusión de Kevin (Kal Penn), como novio de Robin, terapeuta de profesión y que incluye un perfil interesante. De entrada logra encandilar a cualquiera, a pesar de ocupar lógicamente un papel secundario. Es más, en pocas palabras logra expresar la definición exacta del grupo de chalados afines al McLaren´s en El misterio contra la historia (7x06). Salvo las lógicas salidas histriónicas dedicadas al humor, el personaje de Kevin aparece como un poso de sensatez ante tantos desvaríos. A Barney le toca bailar nuevamente con la más guapa. Tras una nueva incursión de la vida en pareja, parece estar destinado a sentar definitivamente la cabeza. Algo realmente chocante si se rememora los momentos de gloria que este personaje ha brindado al conjunto de la serie. 


Karma en acción - 20th Century Fox Television
Curiosamente el nivel decae algo en los últimos episodios. Todo parecía bien encaminado a la supuesta traca que depara el cierre, pero para llegar a tal punto hay un impás que hace perder comba a toda la temporada. Una lastima porque, pese al buen hacer de la mayoría de episodios, al final queda un regusto amargo, propiciado tal vez por el excesivo número de temporadas que acumula la serie. 

Como conocí a vuestra madre
CBS 2011
--------------------------------------------

Ccavm T1
Ccavm T2
Ccavm T3
Ccavm T4
Ccavm T5

Ccavm t6

No hay comentarios:

Publicar un comentario