18 de octubre de 2011

Mi primer duathlon.

En realidad segundo porque debuté en este deporte el pasado mes de agosto en la XIX Duathlon de Alpedrete y he tenido continuidad en este IV Duathlon de Cercedilla, ultima prueba del Du Cross Series de 2011. De hecho empecé a escribir esta entrada justo después de mí estreno pero a pesar de cumplir con creces el objetivo marcado, acabar la prueba, me llevé cierto regusto amargo al sufrir la común subida de la bola en mi gemelo derecho, justo en la primera vuelta al circuito en bicicleta. Por este motivo tenía la extraña sensación de necesitar una revancha personal, el de poder acabar la prueba sin lastre físico alguno. Cercedilla ha sido esta segunda oportunidad y para más inri pude escoger el dorsal y repetir el nada simbólico número 52.

XIX Duathlon de Alpedrete. Ahí estaba yo, un 27 de agosto en el municipio de las canteras, con Bosco y mi mujer, Cristina, animándome desde la linea de meta, además de Víctor, un amigo de los de siempre, que le pega bastante a esta curiosa mezcla de deportes y en parte culpable de la curiosidad sana que me ha entrado por este deporte. La prueba de Alpedrete se desarrolla en la dehesa boyal del municipio, un recorrido rompepiernas bastante atractivo, tanto para la bici como los tramos de carrera a pie. Además tengo que destacar la organización del evento, con puntos de avituallamiento, control de dorsales y voluntarios prestos a socorrer cualquier eventualidad. 
En Alpedrete comencé con el lógico miedo del debutante, colocado en los ultimos puestos a verlas pasar e intentando guardar fuerzas para el final. Lo primero que me sorprendió fue el alto ritmo impuesto por todos los participantes, "no deja de ser una carrera" pensé, y aunque intenté dejarme llevar en los primeros metros, finalmente hallé acomodo en un grupete hasta el momento de cambiar a la montura ciclista. Confiaba bastante en el tramo de bicicleta, sobre todo cuando inicié la primera de las bajadas lanzándome como un loco a remontar algunos puestos pero en el ultimo esfuerzo en subida de la primera vuelta, el gemelo inició su particular rebeldía. Un parón, unos estiramientos, un poquito de agua y un cambio de mentalidad para no forzar, fueron suficientes para concluir la prueba.

En el IV Duathlon de Cercedilla las sensaciones han sido mejores, a pesar de iniciar la prueba con unas rampas del 15% que disparaban pulsometros ajenos de los 450 participantes inscritos, un número algo exagerado. En cuanto al duathlon nuevamente empecé desde la linea de atrás, salir desde la cola te permite "disfrutar" de una bonita estampa al ver a tanta gente ascendiendo sobre esos primeros kilometros criminales que endurecieron bastante el primer tramo de la carrera, tanto la dificultad de la subida como el empedrado descenso. El intervalo en bicicleta se iniciaba desde el polideportivo y se subía parte del conocido camino del Calvario, un desvío por una ancha pista y un ligero tramo de bajada desde la Venta Arias. El último paso a pie puso en evidencia la dificultad del cambio de disciplina, piernas cargadas al que se las exige un esfuerzo extra.

Finalmente acabé la prueba en hora y media, mucho mejor que las dos horas de Alpedrete, salvando las distancias kilométricas y de desnivel. Un sufrimiento más, una experiencia positiva y la ilusión puesta en poder repetir el año que viene. Ahora toca divertirse.

-------------------------------------------------------------------
Duatlón de Alpedrete
Ducroos Series

2 comentarios:

  1. pues me acabo de enterar que tienes un blog, hay que joderse, ya te tengo fichado ;) este año seguiremos dando Guerra!

    ResponderEliminar
  2. Pues si, bienvenido a esta pequeña parcela. Con guerra o sin ella.

    ResponderEliminar