16 de marzo de 2017

Serenity

Pocas veces una serie cancelada tiene la fortuna de renacer y menos aun en formato cinematográfico. Normalmente el cambio a pantalla grande significa la despedida de alguna producción de éxito. No así en el caso de Firefly, cuyo mayor logro vino en posteriores ventas de DVD´s, además del consabido ruido internauta por parte de sus fans más acerrimos. El creador de la serie, Joss Whedon, logró embaucar a Universal para dotarle a la tripulación de la nave Serenity un final digno, y contentar a sus seguidores con la resolución de las aventuras de sus protagonistas. Amen de debutar como director de cine. Un caso curioso que vino a demostrar el poder de Internet a principios del siglo XXI.


Como la cabreéis os mata a todos - United International Pictures (UIP)
El problema inicial se ubica en como introducir la historia de Firefly a quienes desconocen las anteriores aventuras del capitán Reynolds y su grupeta de chalados. De hecho, yo mismo llegue a ver está película mucho antes de la serie televisiva. Whedon acierta con una eficiente introducción del mundo futurista que se ha inventado para, a continuación, arrancar con el mayor misterio visto en la serie, representada por la extravagante personalidad de River (Summer Glau) y su relación con los mandamases de este mundo futuro. Ya de paso, aprovecha y expone al malvado de turno. Un acertado Chiwetel Ejiofor, cuya determinación y profesionalidad están a la altura de los grandes villanos, tan necesarios para elevar el nivel de cualquier película. En este caso, destaca el parecido de su profesionalidad, cuasi en solitario, con el cazarecompensas del último episodio de la serie. Tras el título del filme, Whedon se marca un coreografiado plano secuencia donde termina por presentar a cada protagonista de la nave Serenity, su profesión y los primeros problemas a los que debe enfrentarse el capitán Malcolm Reynolds. Los mismos que arrastraba en la serie, lograr trabajo y dinero para mantener su cacharro en órbita. Para eso nada mejor que mostrar otra de las virtudes de la serie, la hábil mezcla del genero espacial con el western a través de un atraco a un banco con persecución de por medio. 

De ahí hasta el final, se desarrolla propiamente la película, como un universo aparte de la repetitiva alusión a la serie. Una vez que se conoce el origen de todo el meollo, es imposible no caer en la tentación de la comparación y en las faltas que cada uno pueda imaginar o echar de menos. Más aun teniendo tan reciente el visionado de la serie. En realidad, la película funciona correctamente por si sola, recobrando en este sentido el buen parecer que me dejó la versión televisiva. De la película destacan las numerosas escenas de acción que imprimen un alto ritmo, incluso hay un cierto tono oscuro que en la serie apenas se veía de refilón, en parte gracias a los inteligentes toques de humor, colocados como una herramienta útil para ocultar las carencias más adultas que debía adquirir el capitán en determinadas ocasiones. Un poco más de mala hostia.
  
De paseo - (UIP)
El misterio de River era sin duda el más llamativo, y Whedon no pierde el tiempo en situar a la pequeña rareza al mismo nivel que su protagonista principal, el capitán Reynolds interpretado por el canadiense Nathan Fillion. Obviamente el resto de personajes pierden comba frente al protagonismo adquirido por la dupla anterior. Los más perjudicados son el padre Book, al que rápidamente se le otorga un papel testimonial, mientras que la supuesta tensión sexual entre el capitán e Inara se queda en un mero apunte sin desarrollo. Los demás adquieren el rango de secundarios, necesarios normalmente como complementos a la acción que destila Serenity pero con la perdida del enorme gancho que poseían de manera individual. Algo se pierde, es lógico en contraste con la serie, donde se perdía más el tiempo en diálogos y planes erróneamente llevados donde podían lucirse más el resto de personajes y ver como estos asumían los problemas que surgían. 

Serenity tiene muy buenos puntos, es entretenida y cumple bastante bien esa función de llevar al limite a los personajes que Whedon había creado en 2002. La trama resuelve ciertas fabulas que los espectadores estaban esperando. Incluidos a los energúmenos caníbales del espacio. Otras quedaran sueltas, ideales para el imaginario individual de cada uno.

Serenity de Joss Whedon
 2005

-------------------------------------------------------------------
Firefly

No hay comentarios:

Publicar un comentario