24 de octubre de 2014

La noche de los muertos vivientes

La gracia de esta película reside en su importancia como referente histórico hacia todo un subgenero del terror, el cine hecho sobre los muertos vivientes, más conocidos popularmente como zombies. Porque películas sobre zombies ya se habían realizado con anterioridad, pero La noche de los muertos vivientes, de George Romero, cosechó tal éxito que supuso las bases de una nueva variante dentro del genero, más cercano al terror mismo y con algo de gore para dotarle de mayor salsa al asunto. A pesar de los años la cinta conserva las claves que ha marcado tendencia en obras posteriores, algo así como un esquema troncal donde las variaciones siguientes vendrán dadas por otros autores con sus propias historias. Esta película, en cuestión, marca el territorio a otras producciones de corte similar.


Films sans Frontières
La historia arranca cuando una pareja de hermanos son atacados por un extraño individuo en un cementerio. Tras una leve lucha la chica consigue refugiarse en una casa de campo donde se le une posteriormente otra persona que huye de los extraños atacantes. Nuevos personajes aparecen mientras los zombies comienzan a cercar la vivienda para intensificar los problemas de los asediados. Por aquí ya van desfilando algunas lineas de actuación de cualquier obra con muertos vivientes. Un simple listado como, por ejemplo, el ataque de estos seres frente a la incredulidad reinante de los personajes, la peculiar curiosidad que despiertan esos andares lentos, la inevitable huida hacia una supuesto refugio al percatarse del peligro y el consiguiente atrincheramiento de los personajes que todavía sobreviven a los mordiscos.
"Vienen por ti Barbra" - Films sans Frontières

Esta tendencia humana de agruparse para afrontar juntos los peligros externos se configura como una base lógica hacia nuestra conducta social de buscar respuestas o ayuda en otras personas. En el cine y para este tipo de genero, es la llave maestra para dotar de sentido a la obra gracias a la tradicional fórmula de enfrentamientos, alianzas, recelos y toda clase de sentimientos que acapara el ser humano. A mayor número de personajes mayores problemas a solucionar, caracterizado normalmente en dos bandos enfrentados con sus correspondientes líderes, Ben y el señor Cooper en la cinta de Romero. Ambos personajes dejan bien clara su postura al comienzo, donde la tiranía de la razón la impone el arma de mayor calibre y el resto de personajes se ven obligados a tomar partido por las ideas de uno frente al otro. Al problema humano de la supervivencia, de los alimentos y de la preocupación por sus familiares se unen los zombies, que a estos les trae sin cuidado tanta palabrería y orden salvo para devorar cualquier ser vivo. Curiosamente estos muertos vivientes también tienden a asociarse en manadas. 

Una vez superados ciertos baches surgen las preguntas. ¿Qué ocurre y porqué estas personas
George A. Romero - photo Rex
se han transformado en monstruos? Naturalmente toda persona busca esa respuesta en los medios de que se disponga, radio y televisión preferentemente aunque Internet baraja nuevas opciones más actuales. Los personajes quieren saber y desean ser rescatados por la caballería. Sin embargo siempre hay algo que falla y tienen que ser los protagonistas mismos quienes tengan que valerse para buscar ayuda externa o moverse hacia otros refugios más seguros. La tensión se dispara mientras los protagonistas ejecutan sus planes para huir, acabar con los zombies o evitar la trampa del rival de turno. 


La noche de los muertos vivientes ha envejecido correctamente para tratarse de una cinta de genero y con más de cuarenta años desde su estreno. De hecho en 1998 y con motivo del 30º aniversario se rodaron secuencias extras para incluirlas en la original. Como en la mayoría de los casos este añadido sobra al no aportar nada reseñable al original que vio la luz en 1968.

La noche de los muertos vivientes de George A. Romero
1968

No hay comentarios:

Publicar un comentario