23 de septiembre de 2014

XXXV Pedestre popular de Guadarrama

Tercera participación consecutiva en la pedestre de Guadarrama aunque este año no andaba muy convencido de tomar parte en esta carrera por la cercanía en fechas con el objetivo principal del año. Sin embargo, entre mi primo Alex y algunos amigos más, lograron despertar la pequeña y necesaria chispa de la competición para inscribirme el día antes de la prueba. Es lo que tiene correr en casa, que todo parece más sencillo si apenas tardas dos minutos en llegar a la linea de salida. Pero primero tengo que remontarme al orden cronológico del pasado 20 de septiembre, fecha de la celebración del evento pues habíamos inscrito a mi hija Aldara a la simpática carrera de los chupetines. Aquí surgió el problema, al no aparecer su nombre en el listado de inscritos pese haberlo realizado en uno de los comercios colaboradores de la carrera. Hubo un momento en que pensé en renunciar, debido a las primeras respuestas de los responsables en la entrega de dorsales, pero mira por donde se erigió algo mi lado paterno y con la educación por delante insistí en que había realizado la inscripción previa y el fallo había sido del colaborador. Una amable muchacha buscó a una persona, y está a otra y así hasta que finalmente acabé hablando con el responsable de la carrera. Agradecer su atención hacia mi persona ante el inevitable nerviosismo por el inicio de las carreras. Finalmente se me entregó el primer dorsal de Aldara, anotando su nombre y apellidos para cumplimentar correctamente la burocracia del seguro. Los chupetines debían correr 150 metros, una distancia considerable para niños de cero a cinco años. Tanto ajetreo y nerviosismo previo que mi pequeña se lo tomó con la calma necesaria para hacerlos andando.
Primos Martín Runners Club
Una vez superada la fase paterna me tocó regresar a casa para vestirme adecuadamente y unirme a mi primo Alex en la plaza mayor, donde ya me esperaba con otro de nuestros primos, Sergio, un verdadero galgo quien a su vez acudió con un compadre, Iván. Tras la foto familiar, las presentaciones y un leve troteo de calentamiento, nos dividimos en la linea de salida, Sergio y su escudero alante del todo, mientras que Alex, que dice estar fuera de forma, se une a mi costumbre de arrancar desde atrás. Tradición que debo variar un poco pues una cosa es empezar con tranquilidad y otra sortear a gente más lenta desde el inicio donde me obligo a zigzaguear más de lo normal. Durante el primer kilómetro me limito a ir adelantando a diferentes corredores e ir incrementando el ritmo poco a poco. Noto que Alex se descuelga levemente mientras me adelanta únicamente un tipo de azul al que no puedo seguir. Camino del segundo km supero y animo a Miguel, un amiguete que se estrenaba en esto de las carreras mientras que a mí me adelanta un tipo de verde con gorra. Una larga bajada hacia los colegios precede la notable subida por la calle de San Roque que nos lleva hasta un primer paso por meta donde podemos saludar a la familia.

Primer paso por meta. Foto concejalía deportes Guadarrama
La carrera se dirige hacia el Soto, en una larga recta por pista de tierra que tira algo hacia arriba. Hacia la mitad alcanzo a otro vecino, al que también adelanté en la Tragamillas de este año, y que parece intentar seguir mi ritmo al verse superado nuevamente por mi persona. Vivan los piques!!! porque justo delante se encuentra el tipo de verde con gorra de antes. Nuevamente volvemos a trotar juntos pero ahora soy yo quien saca ventaja y vuelvo a acelerar hasta llegar a la altura de Iván, el amiguete de mi primo. Me voy animando por mi velocidad y por encontrarme bastante lleno cuando se acaba el tramo de tierra. Llega otra bajada por la urbanización del prado de San Juan donde aparece el tipo de azul del principio. Me vuelvo a animar aunque los siguientes corredores me sacan bastante ventaja. A continuación sigue una leve subida por la calle del Río para entrar en el último km. Ahora si que elevo el ritmo todo lo que puedo ya que queda un corredor en el horizonte al que intento alcanzar a lo largo de las calles Dos de mayo y la Calzada. Finalmente doblamos en la recta de meta y el tipo acelera al notar mi resuello en su cogote, me saca un par de metros pero me encabrono por el esfuerzo acumulado y vuelvo a colocarme a su espalda con la idea clara de dar un ultimo sprint para superarle. Sin embargo la cercanía de la meta ha sido estrechada por familiares, amigos y niños que piden chocarla alegremente. En ese breve trecho se me cruzaron varias ideas por la cabeza, como gritar un poco de sitio para culminar mi adelantamiento, dejarlo pasar y ceder algo de espacio por si hay alguien haciendo fotos en meta, "aunque no le adelante seguro que le gano por el tiempo del chip", porque no han puesto vallas??, carajo, así deben de sentirse los ciclistas cuando los aficionados les estrechan el camino cuando coronan los colosos de montaña. 
Llegada a la meta. Foto concejalía deportes Guadarrama
Cruzo la linea de meta, justo después de mi ultimo objetivo fracasado y compruebo que la ratonera del año anterior ha sido ampliada para deleite de un simple corredor que comprueba una mejora que logra sacarme una sonrisa pese a mi derrota final. Paro el crono en 35:01", o como se abrevia por ahí MMP en esta carrera, tras los 40:44" del 2012 y los 37:43" de 2013. Una buena noticia comprobar como ha mejorado mi particular rendimiento en esta carrera con la suma de entrenamientos y la dedicación hacia este deporte. Alex llega unos 40 segundos después, menos mal que estaba fuera de forma el pequeño del clan Martín porque sino me machaca. Mi otro primo hizo honor a su condición de deportista parando el crono en 30:45". Como para apostarse algo con el tirillas este. 

-----------------------------------------------------------------------------------

Pedestre Pop. Guadarrama


---------------------------------------
Pedestre 2012
Pedestre 2013
Pedestre 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario