19 de mayo de 2013

Posiciones perdidas: Peña Cervera

Entrada complicada por varios motivos. En primer lugar por que los restos de la guerra que se encuentran en estas posiciones son retales, derruidas construcciones que penan en el olvido por la ladera y los salientes de la montaña. Otra complicación es saber a ciencia cierta el bando al que pertenecen. Tan próximas unas de otras que forman una especie de "islote", un frente de guerra tan cercano que en gran medida formaba parte de la avanzada posición nacional en forma de cuña que culminaba en el cerro de La Viña. Acompañada en este caso por las posiciones de Corralete y Espolón, contra las republicanas de Fontán, Lister y la fácilmente reconocible como Hispano. El sanatorio de tuberculosos que cambió su finalidad curativa por la destrucción del hombre. Otros restos perdidos están situados más abajo, cerca de los depósitos del Canal de Isabel II pero antes de citarlos conviene situar el principio del paseo de hoy en el kilometro 51 de la nacional VI. Ahí nace una pista forestal que asciende por la ladera y donde ya vislumbramos una vieja conocida, la Cruz de los Sanatorios.

Pozo ametralladora
Una vivienda abandonada esta situada también en este escogido punto de salida. Después de una curiosa visita a estos restos abandonados comienzo a subir por la pista forestal, sin embargo poco tiempo aguanto por el camino "cómodo" ya que en uno de los roquedales que sobresale intuyó una formación rocosa con visos de haber sido manipulada. Obviamente comienzo la ascensión a través de matorrales, jaras y otros arbustos hasta que alcanzo la roca. El resto es bien pobre y se encuentra prácticamente derruido aunque todavía mantiene cierto hormigón en su base y parte del muro. La siguiente aglomeración de roca es donde está situada la cruz, un buen balcón que nos permite disfrutar de unas buenas vistas del valle del Guadarrama. El acceso a este mirador se hace a través de unas pequeñas escaleras graníticas. Ya en lo alto podemos ver hacia el este el embalse de las Encinillas y el remodelado sanatorio Hispano americano. En esa misma orientación las jaras ocultan diversos restos, separados escasamente unos de otros, muretes y viviendas en pésimo estado sucumben ante la creciente floresta. Merodeo un poco para ver si encuentro algo llamativo a pesar de que las zarzas y las jaras impiden un paso sencillo. Al final desisto y vuelvo hacia la torre de alta tensión y el roquedal, donde hay una trinchera que asciende levemente hasta llegar a un pozo de ametralladora excavado en el terreno. De lo mejorcito que queda por estos lares. Un estrecho acceso y la posición vigilante hacia la carretera.

Perfil de la Cruz de los Sanatorios
La trinchera continua hasta bifurcarse en dos sentidos, hacia arriba nos va a ir descubriendo diferentes construcciones, viviendas, pozos de ametralladoras y algunos muretes perdidos. Se hace un poco complicado seguirla por la creciente flora por lo que hay que echarle un poco de intuición y rodear algún roquedal hasta que vuelve a aparecer. La trinchera finalmente alcanza la alambrada que nos separa de la autovia AP6 y desaparece para siempre bajo el asfalto del progreso. Al otro lado conectaría con los nacionales de las posiciones Cañas y Batería de la Solana de la Teja. Junto a la alambrada queda la base de una maltrecha vivienda. Toca regresar hasta la bifurcación anterior no sin antes visitar leves muretes en algunos roquedales. Una vez alcanzada la divisoria de las trincheras seguimos hacia abajo hasta un nuevo roquedal donde termina la trinchera. No quedan restos ni nada destacable salvo que esta ultima formación rocosa contiene algunos enganches que alguien habrá colocado para realizar escalada. Fin de los restos, creo que nacionales de Corralete y Espolón, en este lugar donde destaca principalmente la formación rocosa donde esta situada la cruz, más conocida como Peña Cervera por los autóctonos.


Anexo

La torre de alta tensión,
 los pinos y el pozo de tirador
Para finiquitar esta entrada queda por situar dos simples posiciones que hacen bueno el termino de perdidas. Son más bien una simple reseña de catalogación que una especie de ruta como he realizado con las otras entradas dedicadas a los restos de la guerra civil. El primer punto a citar se encuentra en el antiguo circuito de motocross de la Jarosa. Ya señalé otro circuito en la dehesa de Arriba y conocido popularmente como Atope. A este otro lugar se accede primero por la calle San Macario y luego nos desviamos por una pista forestal que nos llevaría hasta el embalse de las Encinillas, hoy transformado en parque de aventuras, Forestal Park. Antes de seguir el camino señalado hacia ese parque, topamos con un amplio depósito de agua que pertenece al Canal de Isabel II, a su derecha se encuentra el circuito de motocross, cerrado hace tiempo aunque todavía se aprecia el trazado pese a una simple reforestación que lo ocultará con el tiempo. La lógica modificación del terreno para dar forma al circuito arraso con los restos que pudieran darse en este lugar. Solo una pequeña construcción ha sobrevivido, se encuentra entre dos pistas del circuito, muy cerca de la torre de alta tensión que proviene del peñascal anteriormente nombrado. Oculto tras unos pinos se encuentra la maltratada posición con tres troneras que apuntan hacia terreno nacional y el cercano sanatorio Hispanoamericano. Poco más de este pozo de tiradores que acabó sus días cercado por el estrepitoso ruido de otras máquinas más ociosas.



La otra reseña se encuentra casi en la cumbre de este cerrillo. Al lado del depósito de aguas hay una pista que sube hacia lo alto del cerrillo y deja el parque de aventuras a nuestra derecha. Mientras ascendemos se aprecia una reforestación más antigua en las hileras de pinos colocados a la izquierda. Esta pista forestal muere sin salida muy cerca de la AP6 pero mucho antes se acerca hasta la alambrada que nos impide acceder a la autovía. Por suerte para esta fecha de la publicación se ha limpiado de matorrales el espacio de esta valla y han creado un lindo paseo que antes estaba bastante obstruido. Por tanto seguimos la alambrada ahora hacia la izquierda, nada de seguir hacia adelante. Al poco tiempo ya se observan varias oquedades en el suelo que ocultarían a los soldados y serían recubiertas con sacos terreros. Seguimos junto a la alambrada que gira hacia la derecha y unos cuantos metros más adelante aparecen un par de pozos de tirador en barbeta. Los restos están algo cubiertos por la maleza y destaca la dirección de su tronera hacia posiciones republicanas, por lo que deduzco que serán nacionales. También reconozco que este pequeño hallazgo me lleno de satisfacción cuando lo descubrí hará más un año. Verdaderamente perdido y olvidado. Al otro lado de la valla se intuyen algunas rocas que debían formar algo más, lógicamente la autopista arruinó cualquier vestigio interesante que bajaba desde el cerro de la Viña. Una trinchera en zigzag justo después de estos restos nos indica el camino de salida, nuevamente junto a la alambrada y dejándonos caer hasta la carreterilla que sube al embalse de la Jarosa y bajo el viaducto de la AP6.


Álbum fotográfico:
Peña Cervera 
Anexo Restos

No hay comentarios:

Publicar un comentario