1 de mayo de 2013

101

El blog acaba de cumplir una pequeña cifra redonda, gracias a esta excusa aprovecho para abrir un leve paréntesis para celebrar y analizar el recorrido del blog en estos tres años y medio largos. Un tiempo en el que he ido modelando la estructura del blog hacia mis propios gustos. De hecho nació sin una finalidad concreta salvo la de tratarse de una leve recopilación personal, un arrebato momentáneo que se ha ido construyendo con el paso del tiempo. El primer hecho destacable tiene que ver con el aumento de publicaciones en los últimos meses, derivado seguramente por la necesidad de obtener un pequeño reducto solitario de tranquilidad, un rincón dedicado a otras preocupaciones que nada tengan que ver con la rutina habitual y despejar la cabeza hacia otras imposiciones. Solo con las entradas expuestas hasta abril ya he copado la mitad de las publicadas el año anterior, quedando los meses de mayo y junio para completar el ecuador de este 2013. También sería correcto señalar, de manera autocrítica, que los últimos meses he ido repitiendo un mismo esquema en los temas publicados. De momento es lo que da de si. Un libro, una película, una serie y una excursión dedicada a los restos de la guerra en los alrededores de Guadarrama. La idea inicial era recorrer toda la sierra en busca de fortines y otras construcciones, pero ahora que estoy apunto de terminar con los restos cercanos a esta localidad, he ido acumulando cierto hastío y pereza ante la tarea autoimpuesta. A ojo me faltan cuatro más, dos excursiones y dos complementos que tengo en la cabeza (Suñol y una breve descripción histórica).

¿A dónde vamos ahora Bosco?

Una vez terminadas y expuestas en el blog, las etiquetas dedicas a Fortines, parapetos y trincheras se tomaran un descanso para dar paso a otras excursiones serranas. Aquí es donde planeo buscar otras rutas con atractivos más naturales que bélicos. Y tengo una buena lista preparada. Cuando escribí la entrada de Crimen y castigo mencioné cierto paralelismo entre las montañas y los libros, pasado este tiempo tal vez el blog debería haberse centrado en estos dos únicos temas, literatura y montaña, o llevarlo directamente por ese camino. El problema está en otra tarea que yo mismo me he buscado. Las operas primas. El cine es otra de mis pasiones y ya que he empezado no veo lógico dar tal portazo, teniendo además dos entradas en la recámara para su publicación futura. Otra opción sería crear otro blog específico para esta tarea, pero a poco que he pensado un poco, (a lo mejor el año que viene cambio de opinión,) El día que me hice mayor continuará aglutinando experiencias personales, mezcladas pero no agitadas. A fin de cuentas es un blog personal y de temática particular. Escribo más bien por gusto que por el mero hecho de ser leído. Con el tiempo seguramente será un cajón de sastre donde se acumule tanto trasto que solo las especificaciones temáticas podrá ordenar.

Del resto de entradas poco que aportar, las futuras excursiones montañeras deben aumentar el número de las entradas dedicadas a RincoNes y a DeRuta. En cuanto a la olvidada sección deportiva veremos, hay proyectos en mente pero llevarlos a cabo conllevan tiempo y dinero que ahora mismo no puedo permitirme. Cuando sea oportuno intentaré realizarlos y darles cabida. Solo como avance me gustaría repetir en el duahtlon de Alpedrete, a ver si engaño a más de un primo para que me acompañe en el pique. Nada más, gracias por tener la molestia de pasarte por aquí.

Seguiremos sumando.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario