15 de enero de 2013

El séquito (Entourage) T8.

Y se acabo. Punto final a una entretenida comedia en esta octava temporada. Corta de capítulos, ocho también, como en la primera. Lamentablemente tanta redondez numérica no se representa con la facultad de HBO en saber finiquitar sus series. El séquito amenaza con trasladarse a la gran pantalla y los fans de la serie seguramente estén aplaudiendo con las orejas. Yo conservo cierta cautela después de lo visto en este decepcionante cierre. Tal vez tenía muchas esperanzas después del fuerte portazo que representaba la temporada anterior. Incluso ya imaginaba escribir una dulce despedida sobre esta serie a modo de homenaje por los buenos momentos pasados. Pero no, según voy asimilando lo visto me crece la mala leche y solo podría escupir pestes ante tanto edulcorante.

Bye bye Entourage
Pónganse en situación. Después del feo paso por el mundo de las drogas, los guionistas y los creadores de la serie se ofuscan en destruir lo que han ido construyendo a lo largo de tanto tiempo. El privilegiado actor estrella Vincent Chase, regresa tras su rehabilitación decidido a ser mejor persona, mejor trabajador, amigo, amante y siervo del señor si les parece. Viva la tierra prometida de yanquilandia y las segundas oportunidades. Sobre todo a quienes realmente se esfuerzan por seguir el buen camino. Ahora es este personaje quien después de mantener a sus chupópteros colegas quiere rizar el rizo y ayudarlos aun más. Tanta generosidad y tanto buen rollismo llega a cotas patéticas en ciertos extremos. Flagrante en el caso de las acciones en bolsa de Tortuga sobre el tequila Avión. Tal vez el vaivén entre Eric y Sloan sea lo único destacable respecto al grupo de amigos, siendo en este caso el pequeño pelirrojo quien meta, en está ocasión, la gamba en almeja ajena. Ari Gold sufre aun más la separación de su esposa. A pesar de su hábil manejo linguístico siempre ha demostrado amor, a su manera claro, por la madre de sus hijos, bien lo sabe el añorado Adam Davies.

El séquito ha cerrado en falso, un traspié muy americano sobre el arraigado concepto que tienen del éxito. Este punto y seguido ha dejado las cosas tan centradas que la imaginación de los espectadores apenas puede fantasear que pasará más adelante. Ahora vuelvo a recordar el final perdido de la quinta temporada, la oportunidad de concluir con otro final más poético sobre el alzamiento y caída de los protagonistas. Tampoco es necesario matar a nadie, como hacían los clásicos griegos, pero algo más gamberro hubiera estado más en consonancia con el devenir de esta serie. La octava temporada parecía prometer entre incendios, pistolas y pruebas de drogas. Después ocurre lo ya escrito. En fin, solo puedo rememorar los buenos momentos y las sonrisas que me ha permitido esta serie hasta que llegue la anunciada película.

Hasta pronto entonces.

El séquito 2004-2011 en IMDB
HBO

----------------------------------------

El séquito T.1 y T.2
El séquito T.3
El séquito T.4 y T.5
El séquito T.6 y T.7

No hay comentarios:

Publicar un comentario