28 de junio de 2011

Como conocí a vuestra madre: Temporada 1

Voy a dar un poco de variedad al blog aprovechando que acabo de volver a visionar la primera temporada de Como conocí a vuestra madre (Ccavm). Una de las mejores sitcoms que hay en esta dorada época de seriales televisivos, con tantas obras y de tanta calidad, que se ha llegado a un excesivo punto de producciones que terminan por ahogar a pequeñas joyas que adolecen del público necesario. Este seria el caso de Ccavm en España, donde apenas despunta en los datos de audiencia en sus pases televisados, sin embargo su éxito radica en copar otro listado alternativo, al liderar las descargas en Internet y el visionado online.

Con este cacharro empezó todo - 20th Century Fox Television
Ccavm nació en 2005 con el modelo de narrador como principal hilo conductor, el protagonista Ted Mosby tiene la intención de contarle a sus dos hijos la historia de como conoció a su madre. El punto de partida tiene como referente a su mejor amigo, Marshall Eriksen, quien tiene el propósito de pedirle matrimonio a su pareja, Lily Andersen. De este modo, Ted decide hacer un cambio en su vida, un giro hacia la búsqueda de la mujer perfecta y que para la serie es una hábil argucia para contarnos realmente la historia de los cinco personajes principales de la serie, con Ted Mosby y su búsqueda del amor como eje central.

Ccavm destaca por varias razones, como buen producto americano el guión sobresale al concentrarse en bloques cerrados sobre los personajes principales, cada uno aporta algo al conjunto del capítulo o por separado si el desarrollo del personaje lo merece. Al tratarse de una comedia, se intenta buscar la sonrisa cómplice rápidamente con continuos chistes y diálogos brillantes junto al apoyo de las risas enlatadas. Pero lo que realmente hace grande a Ccavm es la inclusión del montaje en la estructura de la historia.

20th Century Fox Television
El narrador toma parte del relato al intervenir directamente en el modo de contarlo, pausando la narración, congelándola, apuntar matices o directamente influyendo en el orden al retrasar los acontecimientos mediante flashbacks o adelantándolos (flashforward). El capítulo de El incidente de la piña es el máximo exponente en el uso del flashback en esta serie y su uso como una herramienta que enriquece una historia tan alocada como sorprendente. La libre intervención del protagonista atrae la atención del espectador y permite utilizar todos los recursos imaginables a los autores de la serie. De la variedad de recursos destaco la parcial sordera que les produce el alto ruido de la discoteca al final del quinto capitulo, Ok, que alucinante y lleva a los personajes a gritar para poder entablar una conversación en su regreso en el taxi. Otro recurso interesante es la discusión en La boda, con el uso del rebobinado para acelerar la escena y el enfrentamiento de la pareja que está a punto de contraer matrimonio.

En esta primera temporada sobresale la relación de Ted con Robin Shertbatsky, el deseo de establecer una relación con la reportera de televisión sufre diferentes altibajos a través de los capítulos. Del deseo inicial al descalabro, la amistad contrastada se transforma lentamente en atracción, incluyendo un paso clave a través de los celos y el dolor que envuelven las mentiras. Finalmente Ted y Robin terminaran juntos esta temporada en contraste con el abrupto desenlace de la pareja perfecta. Lily padece cierto vértigo ante la inminencia de la boda y en los capítulos finales la pareja centra el protagonismo junto a la decisión de Ted de conseguir finalmente a Robin.


Simplemente genial - 20th Century Fox Television
Es imposible obviar a Barney Stinson, un caramelo de personaje que ha cobrado tal protagonismo en la serie que llega a eclipsar a la trama que cede el nombre. Antes de adelantar acontecimientos, es de ley rendirse ante la genialidad de un personaje tan grotesco y maravilloso, y eso que los personajes de Ccavm están muy bien construidos en una serie que terminará por apropiarse de términos como "legendario" o "ponte traje".

Haciendo un leve resumen de la primera temporada apenas puedo encontrar algún capítulo que baje la media del magnífico entretenimiento que se ofrece en general, si en alguno flojea el argumento central, la paralela lo termina por arreglar. Un ejemplo puede ser Agencia matrimonial, la inclusión de la búsqueda informática del amor se ve superada por el suceso del "cucaratón", con secuencias netamente superiores en inteligencia y diversión. Ccavm finaliza su primera temporada haciendo un emotivo juego con el inicio de la tromba azul. Obra de un guión circular donde la temporada termina como había empezado. La unión de una pareja y la ruptura de otra. Tan simple de escenificar en un único plano y sin la verborrea típica de las series españolas que empañan algo tan sencillo que puede mostrarse en una sola imagen.

------------------------------------------------

Ccavm T.2
Ccavn T.3
Ccavm T.4
Ccvam T.5

18 de junio de 2011

Retorno a la isla: Mirando atrás.


Retorno a la isla viene catalogada como la novela más autobiográfica de Linn Ulmann, escritora nordica que poco a poco va abriendose camino en la narrativa europea. Al desconocer el resto de su obra apenas puedo pronunciarme sobre la validez de Ullmann, y porque este libro cuenta una historia que ya ha sido descrita en multitud de ocasiones. Incluso hace bien poco ha recalado en este blog un libro con una estructura parecida, entorno a un grupo de mujeres que realizan un viaje hacia su pasado y a los recuerdos de su infancia. De un modo similar, la autora propone al lector una historia triangular entre tres hermanas que tienen en común la paternidad de un hombre de gran reputación, pero todas ellas se diferencian al proceder de distinta madre. La hija mayor, Erika, decide volver a visitar a su enigmático padre que se ha instalado en Hammarsö, la isla donde pasaban los veranos cuando eran más jóvenes y que un hecho trágico frenó su asistencia. De este modo, la novela navega entre los recuerdos del pasado y el trayecto presente, donde las mismas hermanas necesitan poner en orden sus recuerdos veraniegos y su vida actual.

Es esta estructura de mezclar el presente con el pasado una fórmula habitual de la narrativa, dejando en este caso la construcción de la historia y el interés que se consiga transmitir en el probable éxito de la novela. Retorno a la isla, cumple con ambas condiciones, a pesar de caer en la tendencia de la desgracia como elemento culmen de la historia. La escritora dota de mayor protagonismo a los recuerdos pasados que al momento presente de las hermanas, y hace bien, porque son más interesantes las  acciones veraniegas que la urbanita rutina del presente.

La novela mejora según avanza y se cede el protagonismo a los hechos acaecidos en el pasado. Los recuerdos de las protagonistas son más atractivos y es aquí donde Ullmann destaca por saber componer y mezclar el mundo de las niñas con el de los adultos. La relación de las hijas con su padre, visto como un gigante desde las perspectivas de quienes no han pegado el estirón. En este caso quiero señalar la sutil descripción de la maldad infantil que la autora propone, siempre he pensado que los niños son unos cabrones, por eso destaco la acertada forma en que la autora describe las dificiles relaciones que se construyen en el complicado paso a la adolescencia. Incidiendo en la cruel necesidad de sentirse aceptado por un grupo social y que es el desencadenante de la fatalidad necesaria que toda obra necesita.

La fragilidad infantil y la narración de un momento clave en sus vidas siempre son caldo de cultivo para escritores nóveles o creaciones de tramas interesantes, si el autor consigue aglomerar alguna circunstacia que la destaque sobre otras propuestas parecidas. En este libro escasea un elemento que lo diferencie de otras obras. Esta por encima de la corrección y se deja leer con bastante soltura pero le falta un punto en el fondo que la destaque por encima de otros libros que cuentan historias de la misma forma.


Retorno a la isla. Linn Ullmann Ed. Lumen

8 de junio de 2011

Desafío total: Diversión completa

Me encanta esta película y no puedo dejar de extenderme en esta entrada sin darle mi opinión personal. Para empezar hay que dar las gracias a un tipo como Paul Verhoeven, una verdadera bestia de la dirección que se instaló definitivamente en Hollywood tras el éxito comercial de Los señores del acero. Una de sus grandes obras y bajo mi parecer de las mejores cintas que retrata el medievo europeo en todas sus aristas, violenta como corresponde a una de las épocas más oscuras de la humanidad, fanatismo exacerbado de la religión católica y carnal, porque a Verhoeven le gusta la chicha y no tiene ningún problema en mostrar los instintos más bajos de las personas. Pero he volver a Desafió Total, una de las películas más divertidas del director holandés, ya habrá tiempo de rememorar su interesante filmografía.

Columbia TriStar Films
La cinta parte de un atractivo arranque futurista a través de 
los sueños del personaje principal con el planeta Marte. Douglas Quaid, al que da vida Arnold Schwarzenegger, obsesionado con el planeta rojo. Después de su visita a una empresa que implanta recuerdos en la memoria de las personas, surge la duda de si el resto de la película es obra de las vacaciones pagadas a la empresa Memory Call, o si realmente Quaid es un doble agente recluido en La Tierra en medio de una conspiración por el poder en Marte. Según avanza el minutaje, el embrollo inicial da paso a una divertida película de acción donde la idea es no dejar de entretener al espectador. Todo converge en una hilera de secuencias que desarrollan el guión, del singular inicio a las necesarias premisas que sustentan la historia central, aunque en este caso se premia más la acción que la dualidad real o soñada.

Columbia TriStar Films
Nada sobra en Desafío Total, cada secuencia encaja y complementa la historia con aportaciones de toda índole y con variados ejemplos. El visor de rayos X en el metro como ejemplo del control que se somete a la sociedad en el futuro y que sirve posteriormente para potenciar el acoso que sufre el héroe. Las remarcadas miradas de la mujer de Quaid y de su compañero de trabajo que indican claramente que algo raro ocurre. La llegada del protagonista a Marte es otra de las escenas más recordadas por los efectos especiales donde Arnie intenta superar el control de llegada al planeta disfrazado de mujer. En esta misma escena se nos muestra el peligroso resultado que supone destrozar las cristaleras que mantienen separados el aire de la atmósfera marciana. La inclusión del locuaz taxista junto a un oportuno atentado terrorista como tarjeta de invitación a la situación que vive el planeta sumándose a la trama central.... Justo en este punto, la película reposa en un breve descanso con la incorporación de la protagonista femenina para nuevamente coger impulso sobre las dudas iniciales entre sueño y realidad, Verhoeven resuelve el supuesto enigma con cierta tensión y el rojizo ambiente como atenuante del nuevo correcalles que se nos avecina. Tras "divorciarse" de su mujer, el film avanza rápidamente con la furia de Richter hacia situaciones que ya conoce el espectador, la cúpula que mantiene el aire, persecución de vehículos y regreso a Venus Ville hasta la aparición estelar del terrorista Kuato. Sin duda uno de los momentos más originales de la cinta.

La resolución final se centra en el secreto que oculta Cohaagen y que Kuato desvelaba e rogaba su realización a Quaid para que Marte contenga su propia atmósfera. Obviamente se explica el dilema dual del protagonista, el contrastado plan para acabar con los terroristas y la indispensable traca final para una cinta tan espectacular como entretenida, con guiño final a través de un fundido a blanco con la posibilidad de que todo solo sea un sueño.

Columbia TriStar Films
Da gusto reencontrarse con esta película acusada por el alto uso de la violencia y lo explicito de sus imágenes. Algo habitual en el cine de Verhoeven (Robocop, StarShip Troopers...) y necesario para contar esta historia con todas la de la ley, los niños que vean Bob Esponja que también tiene tela. Desafío Total es una gran muestra de cine de entretenimiento, ese que nunca defrauda ni aunque los años pasen factura en algunos elementos desfasados de ámbito tecnológico, básicamente monitores y teclados en lugar de las más que seguras pantallas planas y táctiles actuales. Tampoco se la puede comparar con la ansiada búsqueda del denominado Blade Runner de la década de los noventa. La cinta de Riddley Scott fue vilependiada por crítica y público hasta que fue rescatada como una obra cumbre de la ciencia ficción, posteriormente se impuso la moda de seleccionar ciertas películas de genero fantástico que ocupasen su espacio en el tiempo. Días extraños en los noventa o Matrix a principios del siglo XXI. La realidad es que Desafío Total juega en otra liga, a pesar de que la sospecha entre sueño y realidad podría dar más jugo sino se hubiera inclinado la balanza hacia el espectáculo. El remake que se está preparando puede extremar esta opción y diferenciarse de este modo de la obra inicial.