14 de enero de 2011

Casa Palacio de Mataespesa


A lo largo de la vida cualquiera puede conocer lugares más o menos interesantes, viajar, vivir y descubrir diferentes culturas para llevar a cabo algo tan manido como abrir nuestra mente. Al contrario de la lejanía, en ocasiones uno puede descubrir pequeños rincones cerca de su propia residencia habitual, y estos lugares pueden tener mayor o menor importancia, pero con la suficiente fuerza para hacer pensar lo poco que se conoce realmente el espacio que nos rodea.

 La casa palacio de Mataespesa en Alpedrete es uno de mis últimos descubrimientos, admito que parezco un seguidor del romanticismo y que mi vista se centra más en un edificio en ruinas que en cualquier maravilla técnica de ingeniería moderna. La casa palacio de Mataespesa se encuentra en un estado ruinoso, enclavado dentro de una finca y rodeada de vegetación, parecería todo una escena mágica de otros tiempos sino fuera por el vandalismo que sufre, mención aparte de los guarros artistas del grafiti abandonando sus "pinceles" en cualquier lugar menos en un contenedor de basura.

A pesar de todo, este lugar tiene algo de atracción personal, un silencioso paseo por sus restos me embauca a otras épocas y a otros modelos de vivir la vida. En realidad este lugar era una casa señorial del siglo XIX cuyos postreros habitantes serían los Duques de Valencia, siendo María del Carmen y Ramírez de Arellano la ultima referencia que he encontrado sobre la finca. Por parte de la población local y del ayuntamiento ha sido objeto de numerosos debates sobre el uso que debía darse a esta parcela de propiedad privada, parece ser que es suelo urbanizable aunque la crisis pueda hacer retroceder cualquier tipo de especulación al enclavarse dentro una buena masa forestal y con numerosos pasos de servidumbre.

Yo accedí a través de la urbanización del mismo nombre, Mataespesa, dejando a un lado un poema inscrito sobre una piedra y siguiendo una calzada de adoquines hacia la parte frontal del edificio señorial. Son numerosas las edificaciones que hay alrededor, vaquerías, un gallinero, un palomar, una capilla y diferentes casas viviendas. Hacia el noreste hay una cisterna y un poco más escondido, siguiendo una vereda, un magnífico balcón incrustado sobre una roca con vistas hacia Cabeza Mediana. Como ya he comentado las edificaciones se encuentran en un estado ruinoso, multitud de cascotes y escombros que adornan los suelos.

A pesar de todo, la estructura se mantiene firme gracias a los rocosos materiales con que fue edificado y permite imaginar la riqueza e importancia que debió tener en su momento. La casa palacio de Mataespesa se mantiene pues olvidada, donde la vegetación trabaja con sigilo para intentar ocultarla. El denominado "Castillo de Alpedrete" ha sido visitada frecuentemente por los amantes del aerosol y de los que preferiblemente pretenden perderse unos minutos por sus muros, con el murmullo de la naturaleza de fondo y prestos a escuchar algún sonido perdido en el tiempo cuando habitaba la vida alrededor de estos restos.

Album de fotos.



11 comentarios:

  1. Hola Javier ,me guto tu articulo y soy una romanticade todo lo que esta abandonado,disfruto y intento meterme por momentos en esos años. El palacio Mataespesa lo descubri hace dos añosy es precioso.un saludo Julia

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario Julia, disfruté bastante merodeando por este espacio, fantaseando como sería la vida y rellenando el vacio de sus ruinas. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hace veinte o treinta años, la ruina y el vandalismo aún no habían comenzado su tarea demoledora. Recuerdo colarme en su interior cuando era un niño y disfrutar de un extraño viaje en el tiempo contemplando la decoración, el mobiliario y los enseres que me evocaban a un tiempo pasado que no reconocía: teléfonos de pared, periódicos y revistas de principios de siglo, bañeras antiguas, etc... Ayer volví y se me cayó el alma a los pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente en este país no se tiene respeto por lo ajeno y aunque hoy día se te caiga el alma, tienes un magnífico recuerdo infantil que te sacará más de una sonrisa. Saludos y gracias por la visita.

      Eliminar
  4. Hola,
    yo de niña también conocí el Castillo de Mataespesa. Al principio estaba impecable, y nos lo enseño el guarda Angel, que tenía llave del castillo. Recuerdo perfectamente una cabeza de jabalí encima de una enorme chimenea; y las habitaciones con las camas todavía ...
    Los alrededores estaban más o menos bien; la pequeña capilla, la piscinilla, las pistas de tenis, las cuadras ...
    Hace muchísimos años que no paso por ahí; y creo que prefiero quedarme con el recuerdo que tengo.

    ResponderEliminar
  5. Jaja... yo también me acuerdo de eso. Y de Angel (que más de una vez nos echaba de allí). Y de una cabeza de toro de lidia en el salón. A ver si nos vamos a conocer...

    ResponderEliminar
  6. Hola ! Me encuentro ahora mismo en dicha finca..soy de alpedrete y vengo mucho por aqui a pasear..siento lo mismo que describis anteriormente imaginando la vida que habria aqui hace algunos años.
    Me encantaria poder ver alguna foto de como era esto entonces..alguien sabe donde podria encontrarla ? Un saludo y muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes probar en el ayuntamiento de Alpedrete a ver si tienes suerte. Y si la encuentras hazmelo saber si no te importa. Saludos.

      Eliminar
  7. Soy de alpedrete,mis abuelos maternos estubieron allí de guardeses. Las columnas de pidra que hay en el salón las labro un hermano de mi abuela.
    Es una pena como esta el edificio, y lo poco que cuidamos nuestra historia.

    ResponderEliminar
  8. Un articulo precioso y ademas lo descrito es verdadero cuando llegas intentas imaginar como era por q tal como esta te dan ganas de llorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita. Esperemos que con el tiempo se pueda recuperar aunque lo veo difícil al ser de propiedad privada. Saludos.

      Eliminar